Your Ad Here

miércoles, 29 de abril de 2009

EL MURO INGLÉS CONSIGUE PARAR LA PÓLVORA AZULGRANA

El Barcelona no pudo derribar el muro que plantó Guus Hiddink protegiendo la portería de Petr Cech, y su apuesta por la Champions League se tendrá que decidir en la capital inglesa. El Chelsea salió a defenderse conscientes de que estaban en un escenario donde pocos se han llevado la victoria este año.
El técnico holandés planteó el partido siendo prioritario no encajar ningún gol en el Camp Nou, más que buscar el gol en campo contrario. La jugada le salió bien al también entrenador de la selección rusa. Lampard y Ballack anularon por completo a Xavi, y Essien e Ivanovic, tuvieron problemas, pero al final pudieron con Iniesta. Bosingwa no pueden decir lo mismo de su batalla particular con Messi, con el que todavía tendrá pesadillas un par de días, y eso que le argentino no tuvo el día.
Pep por su parte no se guardó ningún as en la manga. El juego azulgrana fue claro, ataque continuo sin piedad sobre el rival, buscando la máxima renta en territorio local, ya que el viaje a Londres no va a ser fácil. Dejó a Puyol en el banquillo, pero el internacional español tuvo que sustituir al lesionado Márquez en la segunda parte.
El encuentro comenzó como todos esperaban, el Barcelona metido en terreno inglés y los visitantes achicando balones e intentando anular la creación de juego en el centro del campo. Henry fue el único que parecía saber cómo sortear el muro inglés, a lo mejor por su experiencia en Inglaterra, pero sus llegadas siempre acababan en las manos del meta checo. Una de las mejores oportunidades de la primera parte, y aunque parezca mentira, la tuvo Drogba, el cual se aprovechó de un fallo de Márquez, pero no pudo batir a Valdés.
Al comienzo de la segunda mitad se vivieron unos momentos de sustos continuos para la zaga culé. Primero Henry se medio desmallaba tras un golpe con Alex, y aunque se recuperó no volvió a ser el mismo. Después Márquez no tuvo tanta suerte, el solo se lesión’ la rodilla y puede que se pierda la temporada. Tras lo del mejicano, Dani Alves dio otro susto y Guardiola se desesperaba en la banda pensando en el partido contra el Real Madrid.
Todo esto enfrió el partido, lo que claramente beneficiaba al Chelsea, y de hecho no fue hasta el 70’ cuando el Barcelona volvió a tener otra ocasión clara. Eto’o le hizo un caño en carrera a John Terry y le hizo un recorte a Alex, pero su disparo se encontró con Petr Cech. A pesar de estas ocasiones, los centrales del Chelsea estuvieron espectaculares durante todo el partido.
Bojan saltó al campo sustituyendo a Eto’o, lo cual no gustó mucho al Camerunés, pues quería el gol consciente de que la noche de ayer era un buen escaparate. El joven jugador culé tuvo la mejor oportunidad del partido con un remate de cabeza en boca de gol, pero el cuero se le marchó alto. Era la última oportunidad que tenía el Barcelona para salir con algo de renta de este duelo, pero parece que el viaje a la capital inglesa va a ser más complicado de lo esperado.
Aún así ambos equipos tienen que marcar, por lo que en Stamford Bridge a los ‘blues’ no les va a servir salir a aguantar. En Londres se abrirán más los espacios, y la vuelta promete tener más espectáculo que lo vivido ayer.

Finalmente reseñar que hoy United y Arsenal se han visto las caras en la otra semifinal y que el United ha golpeado primero tras una buena primera parte del equipo de Ferguson en la que tuvo bastante acorralado a unos gunners que gracias a la buena labor del meta español, Manolo Almunia, han salido vivos del Teatro de los sueños y tendrán todas las opciones el próximo martes de pasar a la final porque sólo tienen que remontar el gol de O´Shea y porque será difícil ver un peor partido de jugadores como Nasri o Walcott.
La próxima semana tendremos el desenlace de ambas eliminatorias.
Cheers,
Carlos Cruz (Leeds, UK) (colaborador de Saqueneutral)
Your Ad Here