Your Ad Here

martes, 8 de enero de 2008

LA PRIMERA EN LA FRENTE

Hace unos días, cuando se inició la crisis en el Valencia, escribimos un artículo en este blog al respecto y en el que ofrecíamos nuestra opinión sobre el hecho de apartar de la disciplina che a los 3 capitanes del equipo. En aquel artículo, dijimos que quizás la crisis iba a tener un ganador, además de Ronald Koeman, y nos refiríamos al “hermano” de Koeman, el agente turco Bayram Tutumlu, que posiblemente iba a aprovechar la situación para hacer su particular agosto, llevando a cabo operaciones de traspasos de jugadores.

Lo cierto es que no hemos tenido que esperar demasiados días para ver que los acontecimientos parece que nos están dando la razón, pues como la actualidad nos acaba de demostrar, el Valencia ha fichado recientemente al medio centro argentino Ever Banega, procedente de Boca, a cambio de unos 18 millones de euros.

Pues bien, según hemos podido leer en distintos medios de comunicación, como Las Provincias, el Diario Marca, Diario As, El Mundo Deportivo o el Diario Sport, el jugador argentino fue recibido en el Aeropuerto de Manises por el abogado Juan de Dios Crespo. Os preguntareis quién es este abogado, pues os tengo que decir que, según ha reiterado Bayram Tutumlu en innumerables ocasiones en distintas entrevistas que le han realizado, es su abogado en España. ¿Qué casualidad, no? Mira que hay abogados en España que puedan ayudar a Banega en su fichaje con el Valencia, pues “casualmente” es el abogado de un agente FIFA, muy amigo de Koeman.

Viendo esto, parece que toda la crisis desatada tenía un único motivo, el dinero y ayudar a unos amigos. Si esto es así -la verdad es que en estos 20 días no han dado todavía una razón convincente por la cual apartar a los 3 capitanes- es lamentable y habla muy mal de Koeman, pues está anteponiendo el interés personal al colectivo, tomando decisiones a la ligera -o no, según se vea-. ¿Cómo puedo hacer que el presidente vea que necesitamos fichajes?, ¿aparto del equipo a 3 suplentes con un rol muy secundario o me cargo a los 3 capitanes y que además son titulares indiscutibles, salvo lesión? Está claro que opto por lo segundo y ya está, puertas abiertas para hacer fichajes -que contra el Levante jugara Arizmendi de lateral derecho, supongo que no tendrá ningún mensaje entre líneas, o sí, ya lo veremos-.

Pero lo bueno del caso es que el presidente del Valencia, Juan Soler, no aprende. Parece mentira que vuelva a tropezar en la misma piedra y no sepa ya, que lo peor que se puede hacer -desde nuestro punto de vista- es otorgarle los plenos poderes a un entrenador, porque lo único que genera esto a la larga es un grave problema y sino al tiempo. Decimos lo del problema, porque antes o después se antepondrán intereses particulares a los del club y esto conllevará fichajes innecesarios, con el subsiguiente despilfarro de dinero. El Valencia ya vivió está situación en la etapa de Rafael Benítez y de Quique Sánchez Flores, entrenadores que tenían el mismo representante, Manuel García Quilón, agente que hacía su particular agosto con el club valenciano en cada periodo de fichajes.

El caso del Valencia, no es el único, por desgracia este poder del entrenador existen en muchos otros casos, así por ejemplo, puede explicarse el fichaje de Paco Gallardo por el Deportivo de La Coruña de la era Caparrós, compartiendo ambos el mismo representante, Juan Maraver, ¿existía alguna razón que motivase el fichaje? ¿Qué aportó Gallardo al Deportivo? Que yo sepa, únicamente gasto económico, pues el rendimiento deportivo fue nulo, o el caso de Antonio Núñez y el Liverpool, ¿realmente estos jugadores hubiesen fichado por estos equipos si hubiesen tenido otro representante? la respuesta es rotunda, seguro que NO, y esto es lo que no se puede tolerar por los clubs y si lo permiten ellos sabrán el porqué; además lo bueno del caso es que estos entrenadores -que por definición lo único que deberían hacer es entrenar los jugadores que el club le pone a su disposición- se quejan si los dueños le cierran el grifo y se niegan a hacer más fichajes, como diría aquel ex ministro, “manda huevos”, porque después de hacer fichaje y más fichajes sin sentido-¿por qué el Valencia tenía la banda izquierda tan sobrecargada de jugadores al inicio de esta temporada?-, haciendo gastos innecesarios, es posible que los dueños se cansen y exijan resultados y si el entrenador no los consigue, que en muchos casos es lo que ocurre por tener una plantilla descompensada, se irá a la calle, aunque eso si, con una buena indemnización.

Estaremos atentos a lo que acontece en Mestalla en las próximas fecha, ¿cuáles serán los próximos movimientos?, ¿hasta dónde llegara el crédito de Koeman?, veremos si aparecerán en la escena valenciana personajes como Jon Sivebaek, Phil Smith, Soren Lerby, Harry Lulofs o Dalibor Lacina -todos ellos agentes vinculados a nuestro amigo Bayram Tutumlu, que dudo mucho que salga a la palestra en primera persona, salvo que se trate del fichaje de Mehmet Aurelio-.

En los próximos días las respuestas.

Cheers,

J&F
Your Ad Here