Your Ad Here

martes, 11 de noviembre de 2008

ADIOS A LA COPA DAVIS (This article is available in English and Españo)

Ayer el número 1 del tenis mundial, el español Rafael Nadal, anunció su no presencia, a causa de una lesión-es normal, tras una temporada tan larga y exigente de partidos que un jugador como Nadal, que además tiene muchos problemas físicos en sus pies, se rompa a estas alturas de año-, en la final de la Copa Davis entre España y Argentina, que se jugará el próximo 21 de noviembre en Mar de la Plata. Esta ausencia evidentemente es una mala noticia para el tenis en general-siempre es bonito ver a los mejores jugando las eliminatorias-y para España en particular, porque sinceramente las posibilidades que tiene ahora el equipo español de vencer la Copa Davis son mínimas, por no decir nulas-ya lo tenía difícil, incluso con la presencia de Nadal-, pues si analizamos a ambos equipos, vemos un equipo argentino muy potente y en cambio a un equipo español que presenta muchos interrogantes.

Por un lado, el equipo Argentino presenta un equipo muy sólido, liderado por Juan Martín del Potro y David Nabaldián.
Juan Martín del Potro es número 8 del mundo y este año está jugando a un alto nivel, pues desde que en el mes de Julio ganó su primer torneo ATP –en Stuttgart ganó la final a Richard Gasquet-,su progresión en el juego y en el ranking ha sido fulgurante, pues en dos meses pasó de ser el número 65 del mundo al numero 13 gracias a las victorias en los torneos de Kitzbuhel(final contra Melzer), de Los Angeles (final contra Andy Roddick) y de Washington ( final contra Troicki). Es decir, es un jugador que este año ha explotado, mostrando todo el potencial que se le presumía y que le ha llevado a terminar el año en el Top 10-en concreto en el puesto 8- y a jugar el Master Cup de Shangai(hoy ha ganado al duro Jo-Wilfried Tsonga por 7-6,7-6), con lo que creemos que es prácticamente imposible que los españoles le puedan sorprender en la Final de la Copa Davis y por lo tanto parece que Argentina tendrá estos 2 puntos asegurados.

Casi lo mismo podemos decir de David Nabaldián, que es un clásico del tenis mundial que atesora muchísima experiencia y si bien este año no lo empezó del todo bien, hay que decir que llega a la Final De la Davis en un gran momento de forma, pues sus últimos 2 meses de competición han sido increíbles, pues ha conseguido victoria en los torneos Estocolmo(6 octubre le ganó la final a Robin Soderling) y llegó a las finales de Basilea(el 20 de octubre perdió la final contra Roger Federer) y del Master Series de Paris(el 26 de octubre perdió la final contra Tsonga, tras haber eliminado durante el torneo a jugadores del nivel de Andy Murray, Nikolay Davidenko, Juan Martín del Potro y Nikolas Kiefer). Es decir, gran momento para el argentino y así se refleja en el ranking ATP, pues ahora vuelve a llamar a las puertas del TOP 10, ocupando el puesto 11 del ranking, así que los españoles lo van a tener francamente complicado para ganarle algún partido.

Pero como dijimos, España no sólo tiene el problema del potencial argentino, sino que además el equipo sin Nadal presenta muchas dudas.
Pues, por un lado, David Ferrer, que es el que debería ser el gran sustituto de Rafa Nadal y el que se echara el equipo a las espaldas, tiene un gran problema y es que no está en su mejor momento y necesita un descanso para volver a su mejor nivel, pues ahora mismo está exhausto tanto física como mentalmente, estando muy lejos de su mejor nivel, cuando por ejemplo se encontraba en el ranking 4 de la ATP -25 de febrero del 08- y es que si repasamos su trayectoria en los últimos meses, vemos que desde el mes de junio-julio(cuando ganó el torneo Hertongenbosch y jugó las semifinales de Bastad contra Tommy Robredo), sus resultado son muy pobres, sin prácticamente victorias y menos reseñables, salvo en las semifinales de la Davis contra Andy Roddick-de hecho fue controvertida su inclusión en el equipo español en detrimento de Tommy Robredo-, así que mal futuro le vemos al equipo español si tiene que depender en este momento del bueno de David Ferrer, que seguro que volverá el año que viene, tras el descanso, a ser el de antes.
Pero por otros lado, sí David Ferrer ofrece muchas dudas con relación a sus prestaciones, qué decir del otro integrante del equipo español. En estos momentos todavía no se sabe quien ocupará el puesto de Nadal, pero de los que suenan, lo cierto es que sea el que sea no será una gran garantía de éxito, pues no son demasiado fiables ni Tommy Robredo(quizás debería ser el sustituto si atendemos a su dilatada experiencia, pero se ha auto-descartado, alegando cansancio, aunque posiblemente lo que ocurre es que está dolido con el capitán del equipo, Emilio Sánchez Vicario, por su ausencia en las semifinales contra USA), ni el zurdo Fernando Verdasco (número 16 de la ATP no tiene demasiada experiencia en partidos importantes y desde el mes de junio-fue su mejor momento del año-, no ha conseguido grandes resultados y cuando ha jugado con un jugador importante-Paris y San Petesburgo con Andy Murray, New Haven con Mardy Fish, Madrid con Marin Cilic o en el US Open con Andreev -, ha perdido el partido), ni Nicolás Almagro(tampoco tiene la experiencia necesaria y desde el su meritorio mes de mayo-buen actuación en el Master Serie de Roma y Roland Garros, pus llegó a los cuartos de final en ambos torneos-su temporada ha sido desoladora pues en 7 torneos disputados sólo ha conseguido 4 victorias y ante los números 52, 145, 169 y 244 del ranking ATP), ni Feliciano López(aunque ha hecho un buen mes de octubre, con cuartos de final en el Master Series de Madrid y semifinales en Basilea, no es para nada un jugador fiable, siempre más pendiente de las modelos que del tenis).
Posiblemente yo me la jugaría llevando a un veterano como Carlos Moya, pues el antiguo número 1 mundial atesora mucha experiencia y sabe rendir en momentos difíciles y además sus últimas actuaciones han sido bastante buenas, pues en Septiembre jugó la final de Bucarest, eliminando en semifinales al siempre difícil Richard Gasquet, jugó los cuartos de final de Metz, eliminando al duro Ivo Karlovic y en Octubre jugó también unos cuartos de final en el torneo d Viena, a ver, no es para tirar cohetes, pero creo que debería estar en el equipo, por estado de forma y experiencia acumulada, pues recordemos que su primer Torneo lo consiguió en 1995! y llegó a ser número 1 del mundo el 15 de marzo de 1999.
De todas formas, los partidos hay que jugarlos y ya se sabe lo que dice el dicho, “hasta el rabo, todo es toro” y aunque va a ser muy difícil que veamos un triunfo español, al final esto es deporte y todo es posible.
Cheers,
J&F

5 comentarios:

Sílvia dijo...

Hola Juan y Fer!
Prácticamente la Davis está perdida para España. La baja de Nadal es demasiado sensible y además cuentan con la pista u afición a su favor.
Saludos
Sílvia

fernando dijo...

Sin duda, sin Nadal hemos perdido muchísimas opciones. Pero no me rindo. Espero que los españoles den la sorpresa. Todo dependerá del primer día. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gran artículo Juan!

Fer

Juan y Fer dijo...

Hola,
muchas gracias por los mensajes, la verdad es que es casi imposible, sobre todo tras el anuncio del equipo que nos representará, parece un chiste.
Saludos

Alba dijo...

La verdad es que esta temporada a sido frenética para los tenistas; un calendario mucho más apretado y largo por culpa de los Juegos Olímpicos. Nadal llevaba una buena temporada, pero en los últimos torneo se le vio con falta de ideas y con un cansanció físico y mental importante. Se debería remplantear la temporada. Ahora lo más importante para el tenista es deconectar y recuperarse a nivel mental y físico.
Saludos

Your Ad Here